A dos meses del sismo del 19 de septiembre que afectó a la Mixteca de Oaxaca, esta región continúa olvidada por el gobierno.
En esta zona de Oaxaca, la tercera más poblada del estado, con 155 municipios, 74 fueron declarados en desastre natural tras los daños que dejó el terremoto de magnitud 7.1.
Sin embargo, además de dejar fuera del censo al 77 por ciento de las viviendas afectadas, los gobiernos federal y estatal aún no han destinado los recursos correspondientes para la reconstrucción de los hogares dañados.
La población damnificada con sus propios recursos es quien ha empezado la reparación de su patrimonio y en algunos casos, con la ayuda de las autoridades locales.
En un principio, después del fenómeno natural, los presidentes municipales reportaron cinco mil 872 viviendas con afectaciones, pero la Secretaría de de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) sólo contempló con daños el 23 por ciento de esta cifra.
Lo anterior derivado de que el personal responsable del censo llevó a cabo el registro con aparatos móviles, a diferencia del Istmo de Tehuantepec, donde la evaluación de daños fue manual.
Por tal motivo, un 77 por ciento de casas quedaron fuera del censo, reconoció la secretaria de las Culturas y Artes de Oaxaca, Ana Vásquez Colmenares, funcionaria designada en esta región por la catástrofe.
Con dicha tecnología sólo se contemplaron las casas dañadas que presentan grietas de al menos medio centímetro de profundidad y las cuales están en áreas estructurales.
De cinco mil 872 viviendas afectadas y contabilizadas por las autoridades municipales, únicamente mil 400 fueron registradas con daños en el censo, y de estas 48 son consideradas en pérdida total.

El sismo también causó afectaciones en 399 escuelas, 127 inmuebles públicos y 31 centros de salud y hospitales en esta región, de acuerdo con cifras de la funcionaria estatal. 

Vásquez Colmenares reconoció que a la fecha tampoco se ha precisado el monto, el método, ni la fecha de inicio para la reconstrucción de la Mixteca de Oaxaca, donde el fenómeno natural del 19 de septiembre dejó una víctima mortal en esta región.