Oaxaca de Juárez, Oax. 21 de diciembre de 2018.- Entre protestas fue recibido en Oaxaca el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien comenzó este viernes una gira de trabajo de tres días por el estado.
A diferencia de con otros exmandatarios como Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el operativo de seguridad fue mínimo en el acceso al Centro Cultural y de Convenciones, en Santa Lucía del Camino.
Las protestas comenzaron desde las 10:00 horas con los familiares de la joven Ivanna Mingo, quien falleció en el choque del auto que conducía su ex pareja, y exlíder juvenil del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alfredo Delgado Cervantes.
Exigieron la aplicación de justicia y castigo a Delgado Cervantes, a quien acusan además de haber abandonado el cuerpo de la joven, luego de tardar más de cuatro horas en solicitar el servicio médico. El exdirigente está imputado del delito de homicidio culposo.
A esta movilización se sumó la de trabajadores del Servicio de Administración Tributaria (SAT), quienes se manifestaron afuera y al interior del Centro Cultural y de Convenciones tras el recorte del personal en el país. De la misma manera protestaron normalistas, químicos de los Servicios de Salud de Oaxaca y extrabajadores del ayuntamiento de Santa Lucía del Camino.
Ninguna movilización impidió el evento en el cual el presidente de México presentó el Programa Nacional de los Pueblos Indígenas, con el cual el gobierno federal impulsará programas sociales para el desarrollo y el reconocimiento de los derechos de los pueblos originarios de todo el país.
En el caso de Oaxaca anunció la inversión de dos mil 600 millones de pesos, específicamente para la construcción y pavimentación de caminos rurales que comunican con las cabeceras municipales.
Indicó además que los recursos serán entregados de manera directa a los gobiernos municipales, sin intermediarios.

Entre los programas anunciados destacan también proyectos de apoyo a productores indígenas, las pensiones a adultos mayores de 65 años, personas con alguna discapacidad, la entrega de 300 mil becas a estudiantes del nivel medio superior y superior en todo el país, el mejoramiento y conclusión de clínicas y hospitales, además de la reconstrucción de los Pueblos afectados por los sismos de 2017.

La prioridad, señaló, serán los pueblos indígenas y afromexicano, a fin de reconocer sus derechos, proteger su territorio e impulsar su desarrollo y reducir la migración forzada.

Asimismo reiteró su apoyo al magisterio y a la abrogación de la reforma educativa, además de que anunció el inicio del proceso para la liberación de otros 10 profesores de Oaxaca detenidos en cárceles federales, considerados ‘presos políticos’ por la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Durante el encuentro, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, entregó un bastón de mando a López Obrador, en representación de la unidad por el reconocimiento de los pueblos indígenas del estado.