El reto de la bancada del cambio en la LXIV Legislatura de Oaxaca.

Oaxaca de Juárez, Oax. 13 de agosto de 2018.- La elección recurrente del pasado 1 de julio de 2018 ha generado un escenario político particular en la distribución de los espacios de elección popular, y somos testigos del reajuste de representación partidista en el Congreso local y municipios del estado de Oaxaca.

Hecho que genera, para la ciudadanía en general, altas expectativas sobre el qué hacer de las autoridades electas, más aún del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quién representa discursivamente la alternativa de cambio en la forma de gobernar, cabe señalar que los gobiernos del PAN, PRI, PRD y otros no generan expectativa diferente a lo acostumbrado.

Sin embargo, no hay una hegemonía partidista por ahora, es decir, se encontrarán dos enfoques de gobierno en la entidad una vez instalada la LXIV Legislatura; la propuesta emanada de la coalición “Juntos Haremos Historia”, y el enfoque impulsado por el gobierno priísta encabezado por Alejandro Murat Hinojosa.

Bajo el escenario de dos propuestas de gobierno distintos en su esencia, la LXIV Legislatura del estado de Oaxaca se encuentra en una situación muy peculiar, pues siendo la bancada de MORENA, PT, PES mayoría, en teoría ésta tendría la posibilidad de legislar en favor de las propuestas orientadas a alcanzar los objetivos planteados en el Proyecto Alternativo de Nación, impulsado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, aunque, dadas las circunstancias de composición política del Poder Ejecutivo en la entidad, las necesidades planteadas por el gobernador en el Plan Estatal de Desarrollo refrendan el proyecto Nacional impulsado por el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuya particularidad se reconoce con el impulso de las reformas estructurales.

Entonces ¿Cómo coadyuvar, desde el parlamento, con estos dos enfoques de gobierno? Cabe señalar que el Estado se encuentra en una situación crítica de gobernabilidad, producto de décadas de gobiernos diversos.

En respuesta a la interrogante presentada considero importante señalar que el objetivo de ambos enfoques de gobierno, descansa, en el bienestar de la población y en la consolidación de las instituciones, es decir, que aunque las vías de trabajo sean diversas la meta es común, y en ese punto de intercepción es donde puede coadyuvarse para la construcción de la agenda de trabajo de la próxima legislatura.

Por otra parte, la bancada de Morena habría de impulsar su propia agenda bajo los principios ideológicos de su partido y del proyecto alternativo de nación, por lo que ha votado la ciudadanía, es decir, aún con los discrepancias que pudiesen generarse en la tribuna, temas como la austeridad, el combate a la corrupción, el bienestar social y la justicia marcarán la agenda de la LXIV Legislatura, quién habrá de votar el presupuesto para el ejercicio fiscal 2019, cuyo impacto habría de evaluarse al término del ejercicio fiscal enunciado.

Russell Mariano. Politólogo y administrador público.