Desde el martes 1 de agosto el nuevo delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en Oaxaca es Alejandro Avilés Álvarez, quien dejó la Secretaría General de Gobierno hace tres meses por el uso de un helicóptero del gobierno estatal para fines personales.
Ahora será Avilés Álvarez el responsable del manejo de los recursos para el combate a la pobreza en Oaxaca, cuyo presupuesto de la dependencia federal para este año es de 111 millones 636 mil 926 pesos.
Se trata del mismo funcionario quien se desempeñó como diputado local en la 62 Legislatura, donde evitó especificar el destino de 600 millones de pesos.