Luego de las afectaciones al río Atoyac, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró un relleno instalado de forma ilegal en este afluente a la altura del puente La Exgarita, ubicado en Santa Cruz Xoxocotlán, municipio situado al sur de la ciudad de Oaxaca.

La Procuraduría informó que el responsable de esta práctica, que constituye un delito federal, dañó una superficie de tres mil 282 metros cuadrados, lo que afectó vegetación ribereña o de galería en esta zona del Valle Central.

Además de ello, este depósito de escombros fue habilitado sin la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Por tal motivo, la Profepa clausuró el relleno.

Indicó también que interpondría una denuncia penal por el daño ambiental contra quien resulte responsable, mismo que podría tener una sanción económica equivalente de 30 a 50 mil Unidades de Medida y Actualización vigente, conforme lo establece el artículo 171 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.