Después de lograr acuerdos con el Ejecutivo estatal, Alejandro Murat Hinojosa, los sindicalizados de salud levantaron el paro laboral que mantuvieron durante 10 días en el hospital civil de la capital de Oaxaca, y el cual dejó sin servicio a unos ocho mil pacientes de escasos recursos.
La tarde del viernes culminó la protesta, que incluyó durante dos días bloqueos a vialidades, y posteriormente se restableció el servicio de consulta externa y laboratorio.
El secretario General de la subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez Sangermán, informó que entre los acuerdos con el gobernador están la compra del tomógrafo y del aparato rayos X, los cuales estaban sin funcionamiento por el deterioro.
Adicional a ello, informó del abasto de medicamentos, insumos y víveres, otra de sus principales peticiones.
Luego de estos acuerdos, los sindicalizados reanudaron sus labores.
Por el paro, al día fueron suspendidas 450 consultas externas y 350 tomas de laboratorio, lo que afectó a unos ocho mil pacientes de escasos recursos y provenientes de comunidades rurales del estado.