Ciudad de México, Mex. 1 de diciembre de 2018.- Representantes de los 68 pueblos originarios del país entregaron el bastón de mando, elaborado en Oaxaca, al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, durante su primer mensaje como mandatario en la plaza de la Constitución de la Ciudad de México.

Hecho a base de cedro, el bastón de mando fue elaborado por oaxaqueños de San Pedro y San Pablo Ayutla, de la etnia mixe, que previo a ser entregado al nuevo presidente fue ‘consagrado’ en un centro ceremonial en la Ciudad de México.

El bastón de mando, que aún se entrega a las nuevas autoridades en comunidades de Oaxaca, simboliza ‘mandar obedeciendo y escuchando al pueblo’.

Este elemento fue entregado al nuevo presidente de México, luego de que médicos tradicionales le hicieran públicamente un ritual de ‘purificación’ en la plaza principal de la Ciudad de México.

Después de ello, el presidente reiteró a la nación sus compromisos de gobierno, donde resaltó una administración que priorizará al pueblo y a las comunidades indígenas del país.

“Es una vergüenza que nuestros pueblos originarios vivan desde hace siglos bajo la opresión y el racismo, con la pobreza apuesta”, señaló.