Ciudad de México, Mex. 9 de noviembre de 2018.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que México carece de una política migratoria que permita atender numerosos grupos de migrantes como los sucedidos desde hace más de tres semanas que más de seis mil centroamericanos ingresaron al país en caravana.

Debido a ello, demandó al gobierno federal a garantizar los derechos de los extranjeros, principalmente de los menores de edad, para salvaguardar su integridad y dignidad.

El quinto visitador general de la CNDH, Édgar Corzo Sosa, se reunió con integrantes de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados federal, y les planteó que dicho problema quedó reflejado en la falta de asistencia humanitaria que se ha presentado en algunos lugares por dónde ha transitado la primera de las tres caravanas que actualmente están en territorio mexicano.

De manera especial, llamó la atención sobre niñez acompañada y no acompañada, que requiere un abordaje prioritario y urgente en política pública; mujeres, personas mayores y con discapacidad, entre otros grupos vulnerables, que representan campos vacíos en las políticas públicas y que deben ser atendidos mediante programas de apoyo federales, estatales y municipales que les brinden acompañamiento desde los enfoques social, económico, político y cultural.

Ante los legisladores encabezados por la presidenta de dicha Comisión, Julieta Kristal Vences Valencia, Corzo Sosa expuso las principales actividades de acompañamiento, asistencia humanitaria, protección de derechos y asesoría desarrolladas por la CNDH en favor de las personas en contexto de movilidad que integran las caravanas de personas migrantes, y reiteró la necesidad de que las autoridades federales, estatales y municipales les otorguen vigilancia y seguridad en su recorrido para evitar que sean víctimas de actos delictivos.

Llamó a privilegiar la asistencia humanitaria antes que la contención de los flujos migratorios, así como fortalecer los lazos de cooperación y apoyo con los albergues instalados y administrados por organizaciones de la sociedad civil que, a pesar de que en diversas ocasiones operan con recursos limitados, constituyen un oasis de atención a las personas en contexto de movilidad al ofrecerles alimentación, apoyo médico y psicológicos, además de asesoría jurídica.

Hasta ahora, la CNDH ha emitido 13 medidas cautelares y registrado 19 quejas por presuntas violaciones a derechos humanos, que se encuentran en proceso de integración, y además se investiga la denuncia de la probable desaparición de personas migrantes en los estados de Veracruz y Puebla, para lo cual se han emitido medidas cautelares a las autoridades de ambas entidades para que inicien las indagatorias y se preserven las evidencias que se recaben.

En la última medida cautelar se hizo un llamado a las autoridades federales y locales a efecto de que se otorgue el mayor acceso posible al traslado humanitario, especialmente referido a niñas, niños, adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad y personas mayores.