Luego de cuatro meses del sismo de magnitud 7.1 del 19 de septiembre de 2017, el gobierno entregó las tarjetas del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) a mil 410 damnificados en la Mixteca de Oaxaca.
El monto total destinado para la restauración y reconstrucción de las viviendas en esta región, asciende a poco más de 35 millones de pesos, informó la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).
Aunque la Federación declaró hace casi cuatro meses 74 municipios de la Mixteca en desastre natural, ahora, la Sedatu contempla sólo 63 con algún tipo de afectación luego del censo que hizo a través de dispositivos móviles.
Esta evaluación redujo los daños y de más de cinco mil hogares reportados por pobladores y autoridades locales, únicamente mil 410 fueron considerados con afectaciones.
De esta cifra, mil 269 viviendas fueron catalogadas como daño parcial y 141 con daño total; en el primer caso, los damnificados podrán disponer de 15 mil pesos y en el segundo, de 120 mil pesos, de los cuales sólo 15 mil serán en dinero y lo demás deberá de ser canjeable por material de construcción en cuatro partes.

Pero el retiro del dinero en Bansefi y la compra de material será en Huajuapan de León, el municipio que cuenta con esas instituciones, por lo cual las familias de las comunidades aledañas deberán de viajar hasta tres horas para llevar a cabo sus trámites.
Este miércoles en Huajuapan de León se llevó a cabo la entrega de las tarjetas, a la cual asistieron el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, la titular de Sedatu, Rosario Robles, y los funcionarios del gobierno estatal.
En su intervención, Murat Hinojosa, aseguró que con esta entrega de apoyos comenzó la reconstrucción en la Mixteca, y aseguró “ninguna contingencia nos doblará”.
Por su parte, Rosario Robles, justificó el uso de los dispositivos móviles en el censo y, de acuerdo con la funcionaria, con ello se obtuvo precisión en el registro de daños.
Sobre la infraestructura educativa afectada, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, Protección Civil y el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (IOCIFED) aseguraron que empezaron con la atención de las escuelas, que en la región son 612 planteles afectados, de los cuales 399 son de educación básica.
La población escolar de a alrededor de 110 mil estudiantes reanudaron a clases en la Mixteca pese a las afectaciones en las instituciones educativas.