La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) acreditó violaciones a los derechos fundamentales de 559 niños y adolescentes albergados en casas y comedores del programa de apoyo a la educación indígena en Oaxaca.

 

Tras la revisión por las instalaciones de estos espacios a cargo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), el organismo detectó que los menores de edad han sido víctimas de violencia física y psicológica, además de no recibir la atención médica y alimentación adecuada, lo que ha provocado esto último desnutrición infantil.

 

Adicional a ello, confirmó que los inmuebles de los albergues y comedores están deteriorados, varios de ellos con humedad y daños estructurales que ponen en riesgo la integridad y seguridad de la población infantil.

 

Entre las dependencias gubernamentales que han incurrido en esta serie de violaciones, de acuerdo con la CNDH, son el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y el DIF-estatal.

 

Luego de acreditar estas violaciones a los menores de edad, la CNDH emitió la recomendación 52/2017 al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, y a la titular de la CDI en el país, Nuvia Mayorga Delgado, para que atiendan la situación y garanticen el desarrollo integral de la niñez a través de una vida libre de violencia, y con respeto a sus derechos fundamentales.