Oaxaca de Juárez, Oax. 25 de enero de 2019.- Durante el transcurso de esta semana, seguramente, escuchó mencionar no sólo al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sino a periodistas y especialistas, sobre la doctrina Estrada. ¿En qué consiste? ¿Por qué el gobierno encabezado por AMLO, tiene una postura de no intervenir en los asuntos internos de otros países?

También llamada Doctrina México, se le relaciona con el diplomático, Genaro Estrada, quien se desempeñó como secretario de Relaciones Exteriores de 1930 a 1932, durante la presidencia de Pascual Ortiz Rubio.

El postulado principal de esta corriente internacional, radica en la no intervención, por parte de la República Mexicana, de reconocer o no a gobiernos extranjeros.

Esta doctrina tiene su génesis debido a las crisis internacionales que se suscitaron en varios países de América Latina: Argentina, Perú, Haití, República Dominicana, entre otros. Estas naciones impusieron gobiernos de facto, lo que ocasionó que buscaran el reconocimiento internacional, tal como sucede ahora con Venezuela.

A mitad de semana, nos enteramos que este país latinoamericano tiene dos presidentes: Nicolás Maduro y Juan Guaidó. Ambos buscan el reconocimiento de la comunidad internacional, lo que se traduce en relaciones diplomáticas, consulares  y económicas.

AMLO ha manifestado que, México, seguirá la línea de la Doctrina Estrada, es decir, la política de no intervención y la autodeterminación de los pueblos, contenida en la fracción X, del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM): “Artículo 89. Las facultades y obligaciones del Presidente, son las siguientes:

(…)

X. Dirigir la política exterior y celebrar tratados internacionales, así como terminar, denunciar suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometiéndolos a la aprobación del Senado.

En la conducción de tal política, el titular del Poder Ejecutivo observará los siguientes principios normativos: la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacífica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales”.

En este contexto, las posturas se encuentran divididas, porque un sector de especialistas, opinan que el titular del Ejecutivo está obedeciendo a un mandato constitucional, por lo que su actuar es correcto. Mientras que otro grupo antagónico, manifiesta que a la luz de la globalización, la Doctrina Estrada es anacrónica, que operó en una época muy distinta a nuestra realidad mundial; porque cuando se estén vulnerando derechos humanos la intervención debe ser inminente y justificada.

Más allá de la intervención o no intervención; la disputa de quien debe asumir la Presidencia de Venezuela; lo que sí es una realidad es que el pueblo de a pie es el que se encuentra entre dos fuegos. No olvidemos que en el nombre del pueblo, se han cometido los peores crímenes de la historia.

No resulta ocioso recordar, lo que se ha escrito en publicaciones anteriores a través de este portal digital: “el pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla”. Esperemos que la diplomacia impere en este conflicto, porque en caso contrario estaremos al borde de lo expresado por Michael Burleigh: “la guerra no es una simple cuestión de batallas y armas, sino la continuación de la política por otras medios”.

Desafortunadamente, en América Latina, caen dictaduras para implementarse otras. Pareciera que la historia es cíclica desde el Río Bravo hasta la parte final del continente americano…

Al final Usted, tiene la mejor opinión.

Julio Eduardo Manzano Bizuet. Ex Defensor de las Audiencias de la CORTV. Es licenciado en Derecho por la Universidad “José Vasconcelos de Oaxaca” (UNIVAS), maestro en Ciencias de la Educación por el Instituto de Estudios Universitarios (IEU), maestrante en Derecho Constitucional y Administrativo por la Universidad Lasalle, plantel Oaxaca. Desde 2010, fue docente en las áreas de Derecho, Ciencias de la Comunicación, Ciencias Políticas y Económico-Administrativas de la UNIVAS y IESO. Actualmente es profesor en el Instituto Cumbres de Oaxaca, UNI REU y la Universidad Mesoamericana Twitter: @EduardoBizuet