Monterrey, Nuevo León. 3 de octubre de 2018.- La familia de jugadores llamada Guerreros de Oaxaca sigue ganando. Y triunfa donde sea.

Los campeones de la Zona Sur dieron un paso tan asombroso como los demás que han dado, al vencer 4-1 a los Sultanes de Monterrey, en el primer duelo de la Serie del Rey, la gran final de la temporada de otoño de la Liga Mexicana de Béisbol.

El pitcheo de los Guerreros, una auténtica joya para la pelota mexicana, lució enormidades anoche en el estadio Monterrey, que fue un testigo enmudecido, y Yunieski Betancourt se echó al hombro al equipo. La experiencia del cubano fue fundamental, como ha sido en toda esta campaña.

Alex Delgado lanzó para dos hits y nueve ponches en seis actos y dos tercios, y tres relevistas se combinaron para el resto del encuentro, mientras que Betancourt, encendido, remolcó tres de las cuatro anotaciones.

En total, la poderosa ofensiva de los Sultanes fue nulificada bateando apenas tres indiscutibles.

Todo lo contrario para los Guerreros de Oaxaca. Los dirigidos por Sergio Omar Gastélum hicieron daño en dos actos ante el experimentado Édgar González y fue suficiente.

La victoria número nueve de Oaxaca en los playoffs (una de “comodines”, cuatro ante los Leones y cuatro ante los Diablos) se gestó desde el acto inicial, en el que Betancourt, el gran comandante de la tribu zapoteca, remolcó la de la quiniela con doblete, y se fue a la goma impulsado por sencillo de Dustin Geiger.

Hubiese bastado… Pero Oaxaca aniquiló a los regios que, heridos en el orgullo, vieron cómo atacaron otra vez en la segunda, en la que nuevamente Betancourt respondió con doblete impulsor de las dos.

Y Alex Delgado hizo su parte con soberbia actuación. De la misma forma se lució en Mérida ante los Leones, y fue clave ante los Diablos. Destacado mérito para un “mánager dentro del campo”: Erick Rodríguez, el experimentado receptor que dirige a los jóvenes lanzadores como si fuera con una batuta.

Los Sultanes se sacudieron la jettatura con una carrera en la octava, pero fue tarde.

Los Guerreros de Oaxaca celebraron su primera victoria de la Serie del Rey bajo el gran Cerro de la Silla.

(Información y fotografías: Territorio Score)