Oaxaca de Juárez, Oax. 27 de octubre de 2018.- Luego de permanecer varados por tres horas en los límites de Chiapas y Oaxaca por un retén de la Policía Federal, unos seis mil 300 migrantes ingresaron al territorio oaxaqueño, en su intento por cruzar México para llegar a Estados Unidos de Norteamérica.

La caravana de migrantes se detuvo por más de cuatro horas este sábado debido al filtro de seguridad que instaló la Policía Federal desde las cuatro de la mañana en la carretera federal 200, a unos cuatro kilómetros de Oaxaca.

Pero ante una negociación fallida donde se les explicó los ofrecimientos de tener empleo temporal y la regularización de su situación migratoria, el grupo de migrantes insistió en avanzar hacia el país estadounidense, por lo que la Policía Federal se retiró

Cerca de las 8:30 de la mañana el comandante de la Policía Federal, Benjamín Grajeda, dio la orden de levantar el filtro policial sobre la carretera federal 200.

Con ello, la caravana avanzó e ingresó a Oaxaca esta mañana por el Istmo de Tehuantepec.

Los más de seis mil extranjeros se instalaron en el municipio de Tapanatepec, en la zona oriente del Istmo de Tehuantepec, donde se espera permanezcan un día para después continuar hacia Juchitán de Zaragoza, y seguir su camino hacia la frontera.