Oaxaca de Juárez, Oax. 5 de febrero de 2019.- La Constitución y la ley no se negocian, se cumple; y volver al respeto irrestricto de la ley es el único camino para salir del atolladero de la desigualdad, la inseguridad y la violencia, declaró el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín.
Al participar en el CII aniversario de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el edil capitalino subrayó que la estricta aplicación de la Constitución y de la ley debe formar parte de nuestra moral republicana y de los principios que conforman nuestra vida civilizada.

“Hay que reforzar la conciencia nacional del valor de la aplicación de la Constitución y de la ley. Hay que fortalecer las lecciones en los niños y en los jóvenes mexicanos sobre estos valores porque ellos nos unen a todos y constituyen un ámbito de referencia claro y preciso en el cual descansa la vida cotidiana de todos nosotros”, agregó.

Señaló además que aquel pueblo que negocia su orden jurídico, habrá perdido la ruta y la brújula, comprometiendo su destino y su paz social. “Para el desarrollo y bienestar de toda sociedad, solo las que tienen gobiernos legales y legítimos pueden aspirar a tener un futuro promisorio”, dijo.

Expresó que los regímenes fruto de la fuerza, la corrupción o la simulación jamás podrán dar buenos resultados porque son hijos de los intereses creados, de los poderes fácticos o de minorías privilegiadas.

Al hacer a un lado la legalidad constitucional, señaló, los gobiernos se vuelven contra el pueblo, lo manipulan y someten. Por eso la legalidad constitucional debe ser cuidada y preservada a cualquier precio y en toda circunstancia. “Tener una buena Constitución es importante, respetarla y llevarla la práctica es todavía más trascendente”, resaltó.

Reiteró que la Constitución y la ley no se negocian, se cumplen. “Para los que creemos en la cuarta transformación de México y la asumimos como compromiso de gobierno, no hay otra salida. Se trata de una revolución pacífica, de una toma de conciencia nacional para remediar nuestros males y esto solo será posible con la ley en la mano, con la justicia en el horizonte y la buena voluntad de gobernantes y gobernados”, puntualizó.