Después de dos meses, los 15 policías estatales detenidos por el robo a un rancho en Tuxtepec, fueron liberados luego de que la víctima les otorgara el perdón.
El viernes se llevó a cabo la audiencia en el Juzgado de Tuxtepec, municipio de la región de la Cuenca del Papaloapan, donde el Juez impuso una reparación del daño a los elementos de seguridad tras el perdón otorgado por parte de la persona afectada, informaron fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.
Por ello, a alrededor de las 14 horas del viernes obtuvieron su libertad y regresaron al penal de Santa María Ixcotel a concluir los trámites para ser dados de alta de la Penitenciaría.
Según la Secretaría de Seguridad Pública, los policías seguirán suspendidos.
Al respecto, la Fiscalía General de Justicia evadió responder sobre los detalles de la liberación.
Los 15 policías estatales fueron detenidos en octubre de este año por su presunta participación en el robo al rancho “La Engorda”, ocurrido el 13 de ese mes.
De acuerdo con las cámaras de vigilancia, los elementos llegaron a bordo de tres camionetas de la Policía Estatal e irrumpieron en la propiedad privada para robar, además de agredir al guardia.
El 21 de octubre, los policías habían sido vinculados a proceso y recluidos en la Penitenciaría Central de Santa María Ixcotel por los delitos de abuso de autoridad y robo con violencia por equiparación.