Oaxaca de Juárez, Oax. 12 de abril de 2018.- El doctor Luis Alberto P. M., detenido el 2 de abril por la muerte del niño Edward, de tres años de edad, víctima de presunta negligencia médica, salió bajo caución la noche de este jueves en Oaxaca.
Su abogado, Abraham Dávila Rodríguez, informó que el especialista seguirá su proceso en libertad por el delito de homicidio doloso luego de que fueran halladas irregularidades en su proceso jurídico tras la filtración del expediente del caso a los medios de comunicación por parte de las instituciones de procuración de justicia.
El médico fue recluido en el penal de Santa María Ixcotel, Oaxaca, donde esta noche fue recibido por sus familiares en el acceso a la penitenciaría.
La detención del traumatólogo originó que el gremio de trabajadores de salud protestara en Oaxaca para exigir su liberación y rechazar la criminalización de la actividad médica.
Su liberación ocurre horas después de que el expediente judicial fuera filtrado a los medios de comunicación, donde exhiben la negligencia médica en la que murió Edward, un niño de tres años de edad, quien perdió la vida durante una cirugía en el hospital del Valle, en la colonia Reforma, al norte de la ciudad de Oaxaca, tras haber sufrido una fractura en su brazo izquierdo el 27 de noviembre de 2017.

De acuerdo con el expediente de la Causa Penal 0088/2018, el niño fue ingresado al quirófano cerca de las 22:00 horas del 26 de noviembre, sin que estuviera en ayunas y conforme a las evidencias grabadas, el menor fue descuidado por el personal médico alrededor de seis horas.
A las 3:40 horas del 27 de noviembre los doctores notaron la gravedad del caso y a las 6:30 horas decidieron llevarlo al hospital San Lucas, donde fue declarado muerto.
La investigación revela que Edward murió por cardiorrespiratorio con edema cerebral, quien además presentó encefalopatía, congestión vascular con presencia de restos médicos en alveolos, edema agudo pulmonar, y falla orgánica múltiple secundaria a choque cardiogénico.
Con base en el expediente, tras la negligencia, los especialistas involucrados destruyeron el expediente médico y elaboraron otro donde omitieron la dosis de la anestesia aplicada.
Desde entonces, Daniela Trujillo y Hussein Luna, los padres de Edward, han exigido la aplicación de justicia y recientemente interpusieron una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca para exigir una investigación apegada a la ley sin presiones del sector médico, quien se ha movilizado.