EN DIÁLOGO CON LAS AUDIENCIAS

La semana anterior hicimos referencia a los derechos de las audiencias de manera general, ahora toca explicarlos de manera particular. En el artículo 256 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTyR), se encuentran enmarcados nueve de los muchos derechos de las audiencias contenidas en esta ley.

La fracción I del artículo en mención, determina como derecho de la audiencia: “Recibir contenidos que reflejen el pluralismo ideológico, político, social y cultural y lingüístico de la Nación”. Para entender la ausencia de pluralismo, imagínense, muchas paleterías, donde sólo se vendan helados sabor limón. Habrá pluralidad, cuando haya de todos los sabores y colores.

La fracción II del mismo artículo de la LFTyR, va en el mismo sentido que lo anterior: “Recibir programación que incluya diferentes géneros que respondan a la expresión de la diversidad y pluralidad de ideas y opiniones que fortalezcan la vida democrática de la sociedad”.

Recordemos que de acuerdo con el artículo 2º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), esgrime que “la Nación Mexicana es una única e indivisible. Es un país pluricultural sustentado originalmente en sus pueblos indígenas…”; por lo que existe todo un mosaico ideológico, cultural, social, político y lingüístico que nos identifica como nación.

Para comprender el pluralismo me auxiliaré de lo argumentado por Giovanni Sartori:

  1. El pluralismo debe entenderse como una creencia de valor.  Los valores son aquellos que son considerados como buenos para una sociedad, es decir, determinan coherencia al conjunto de normas y modelos sociales; así mismo, unen psíquicamente a las personas que conviven entre sí, por lo que contribuyen a la cohesión de la comunidad. Precisamos que la radiodifusión tiene por objeto fomentar los valores de la identidad nacional, enmarcados en el artículo 3º de la CPEUM.

  2. La pluralidad implica tolerancia. En una sociedad democrática y republicana, resultaría incoherente la imposición de una sola postura ideológica, cultural, social, política o lingüística. La tolerancia combate el dogmatismo y el fanatismo. La radiodifusión tiene por objeto cumplir con los fines establecidos en el artículo 3º de la CPEUM, destacando que un criterio de la educación es precisamente luchar contra la ignorancia, los fanatismos y los prejuicios.

  3. La separación del Estado y la Iglesia, así como la independencia de la sociedad civil de ambas. No podríamos entender  un Estado que imponga una religión oficial,  o en su caso, un Estado que no permita la libertad de creencia religiosa. México es un país laico, pero con tolerancia religiosa.

La pluralidad es una palabra que no debe quedarse en el tintero, pues la existencia de ésta, no consiste en que haya varios medios de comunicación, sino que permitan el eco oportuno de todas las opiniones sociales.

Opinar, sugerir, comentar y proponer ideas para la programación de Cortv es tu derecho, participa como audiencia.

Contáctanos por medio de:

  • Twitter: @DefensoriaCORTV

  • Página de Facebook: Defensoría de las Audiencias de CORTV;

  • Correo electrónico defensoria@cortv.oaxaca.gob.mx

  • Un Buzón de voz al número 5016233

  • También puedes escribirnos a la siguiente dirección Av. Manuel Gómez Morín, número 116, Colonia Santa Cruz, San Jacinto Amilpas, Oaxaca.

* Integrante de la Defensoría de las Audiencias de la CORTV. Es licenciado en Derecho por la Universidad “José Vasconcelos de Oaxaca” (UNIVAS), maestro en Ciencias de la Educación por el Instituto de Estudios Universitarios (IEU), maestrante en Derecho Constitucional y Administrativo por la Universidad LaSalle, plantel Oaxaca. Desde 2010, es docente en las áreas de Derecho, Ciencias de la Comunicación, Ciencias Políticas y Económico-Administrativas de la UNIVAS y IESO. Actualmente es profesor en la Universidad Mesoamericana.