El deber ser de los medios públicos

¿Qué son los medios públicos? y ¿cuál es su función? Actualmente existen diversas opiniones acerca de los medios públicos, entre ellas destaca la de Darío Ramírez y Ernesto Villanueva, especialistas en derecho de la comunicación, quienes los consideran espacios para la difusión de la cultura y participación ciudadana.

Dolores Béistegui, exdirectora del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) considera que los contenidos de los medios públicos están dirigidos a las audiencias con perfil; a decir de la comunicadora, se trata de personas capaces de pensar, juzgar y opinar; agrega que estos medios están interesados en la difusión de la cultura y el fortalecimiento de la identidad. Aunque en contraparte, esta investigadora considera que una de sus características es la total dependencia económica del Poder Ejecutivo.

Sobre este último punto, Villanueva y Ramírez, agregan otro rasgo más, consideran que los medios públicos sirven como instrumento de propaganda gubernamental y por lo tanto, no son críticos ni plurales. Es decir, estos medios de comunicación carecen de un compromiso social en la difusión de contenidos que garanticen la rendición de cuentas y el pleno ejercicio al derecho a la información. Actualmente, los medios públicos están más vinculados con el “deber ser”, que con la realidad de las cosas.

¿Será que con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión los medios públicos por fin cumplirán con su “deber ser”?, lograr la imparcialidad e independencia en su política editorial que tanto se aclama y estar libres de las presiones del poder político; ya que la mayoría de estos medios dependen de los gobiernos locales o federales, no tienen autonomía y su financiamiento se limita a lo que el Estado les otorgue.

La radiodifusión pública en Oaxaca y el papel de la Defensoría de las audiencias de CORTV

El medio público estatal tuvo sus inicios en 1979 con la creación del Centro Regional de Producción y Televisión en Oaxaca (CERTO), subsidiado por el gobierno federal a través de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC). Sin embargo, después de poco más de seis años de funcionamiento del CERTO,  el gobierno federal y estatal retiraron el subsidio, por lo tanto— en 1988 durante el gobierno de Heladio Ramírez López— para continuar con las transmisiones de este medio de comunicación se decreta la creación del Instituto Oaxaqueño de Radio y Televisión (IORTV), que recibiría subsidio del gobierno del estado como una institución  paraestatal.

En 1993, luego de conflictos administrativos en IORTV, este medio público cambia su razón social a Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv), instituido por dos asociaciones civiles. Su objetivo de creación fue contar con una programación de televisión propia buscando una frecuencia autónoma y transmitir noticias, programas infantiles, producciones especiales, de servicio y de entretenimiento.

Sin embargo, a más de 40 años de los orígenes de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv), su línea editorial ha sido cuestionada de estar supeditada a los intereses no solo del gobierno, sino también de los partidos políticos en el poder, se le ha señalado de desvirtuar su razón de ser y de responder a los intereses de unas cuantas personas o instancias y no al de la ciudadanía. Se ha cuestionado la labor periodística de la Dirección de Noticias, a la que se señala de promover la imagen del gobierno en turno.

Por lo tanto, el ejercicio de la autonomía editorial es quizá el punto más importante para garantizar la libertad de expresión y el acceso a la información de un medio público como tal, en el que debe quedar establecido los alcances y limitaciones, como el de informar a su audiencia con diversas versiones y opiniones sobre un acontecimiento o noticia surgida en la esfera pública.

Es entonces, que la función que tome el Estado, deberá ser la de avalar los derechos de la sociedad, el derecho a la información, la ética y la libertad de expresión, garantizar una administración que transparente el uso de los recursos públicos y de los que obtengan de otras fuentes los medios públicos, “ya que la rendición de cuentas a la sociedad y a las instancias estatales pertinentes constituirá un valor fundamental en la legitimación del quehacer de los medios públicos” (Ortega, 2004).

Es así, que el papel de las defensoras y defensor de las audiencias en el medio público estatal, debe ser, entonces, de vínculo entre el medio y la ciudadanía, con el fin de garantizar estos derechos y fortalecer la credibilidad de los contenidos.

El reto no es fácil, pero tampoco imposible, el trabajo de la Defensoría de las Audiencias de Cortv deberá consistir principalmente en formar audiencias críticas y participativas, informar a las audiencias cuáles son sus derechos y el compromiso que este medio público está asumiendo con ellos a través de su código de ética.

 

* Es licenciada en Ciencias y Técnicas de la Comunicación por el Instituto de Estudios Superiores de Oaxaca (IESO). Es diplomada en Periodismo de Investigación por el IESO. Ha sido productora radiofónica, locutora, investigadora y capacitadora en producción digital, actualmente es docente en Univas y Universidad Mesoamericana.