Ofertas desde el 10 hasta el 70 por ciento anuncian los comercios y empresas durante este “Buen Fin” en Oaxaca, una iniciativa a nivel nacional surgida en el 2011.

¿Pero realmente son descuentos?, de acuerdo con un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Oaxaca las ofertas son engañosas, debido a que más del 50 por ciento de los comerciantes y empresarios incrementan sus precios desde una quincena antes de que se lleve a cabo este “Buen Fin”, para así simular una disminución en los precios de los productos y servicios.
Es decir, sólo siete de 14 productos más comprados durante el “Buen Fin”, disminuyeron ligeramente su costo, mientras en el resto, incrementó su precio.
Algunos productos de los que han elevado sus costos son refrigeradores, televisores, medicamentos y licuadoras.

El estudio del INEGI revela además el aumento del uso de las tarjetas de crédito, lo que significa que los oaxaqueños están adquiriendo más deudas por comprar mercancías con dinero que aún no ganan.
En 2016, el 40.1 por ciento de los consumidores compró mercancías con tarjetas de crédito.
Esta supuesta oferta surgió en el 2011 a iniciativa del gobierno federal y de empresarios en México con el fin de impulsar la actividad productiva y comercial.
Por tal motivo, este año, se lleva a cabo del 17 al 20 de noviembre, por lo que cientos de negocios están con supuestos descuentos.