Un niño de tres años de edad murió por una presunta negligencia médica en un hospital privado de la capital de Oaxaca, donde ingresó por una fractura en el brazo izquierdo.
Su familia ahora pide justicia tras la pérdida de su ser querido.
De acuerdo con sus padres, Edward fue trasladado al hospital del Valle, ubicado en la colonia Reforma, al norte de la ciudad, luego de haberse caído en el centro de diversiones Huitzolandia, ubicado en San Pablo Huitzo.
El niño presentaba una lesión en su brazo izquierdo y el médico Luis Pérez informó a la familia que era necesario ser intervenido quirúrgicamente y para lo cual debían de anestesiarlo.
Fue ingresado al quirófano a alrededor de las 10:30 de la noche del domingo 26 de noviembre, pero después de cuatro horas salió el doctor quien junto con la anestesióloga, Gabriela Cruz, informaron que el menor de edad no había despertado por el exceso de anestesia y requerían de trasladarlo a una clínica más equipada.
Por ello, los padres buscaron otro lugar y lo trasladaron al hospital San Lucas, donde les informaron que Edward había fallecido tras haber tenido un paro respiratorio.
Luego de la muerte del menor, su familia protestó este lunes en las oficinas del Ministerio Público, ubicadas en la calle Arista, en el centro de la ciudad.
“Pedimos un poco de justicia porque nosotros acudimos a un hospital que supuestamente tiene gente capacitada. Mi hijo estaba perfectamente bien”, declaró el padre de Edward.