Política en 90

La cuarta transformación y los presupuestos abiertos

Oaxaca de Juárez, Oax. 18 de septiembre de 2018.- La llamada cuarta transformación de la vida pública nacional y su política de profundo combate a la corrupción tendría que considerar, entre sus elementos fundamentales, abrir los presupuestos de sus gobiernos federal, estatales y municipales a todas las y los mexicanos mediante la lógica de los datos abiertos.

Es decir, es momento de que México dé un paso hacia adelante en sus políticas de Transparencia Presupuestaria. Lo anterior, mediante la conformación de equipos técnicos especializados en el manejo de datos fiscales y de diseño informático que le den calidad y nos permitan el fácil acceso a todas y todos para saber en qué, cómo y bajo qué principios se gastan nuestros impuestos.

El reto está en poner los presupuestos en línea, dando la posibilidad al uso y la reutilización de esa información. Estas acciones son impulsadas por la Iniciativa global para la transparencia fiscal que promueve los datos abiertos como premisa presupuestaria gubernamental. Y ya es tiempo de que México, sus entidades y sobretodo sus municipios se apropien de esta dinámica democratizadora sin que quepan las simulaciones.

Poner los presupuestos gubernamentales bajo la lógica de datos abiertos requiere el cumplimiento de ocho elementos fundamentales. El primero es que la información sea gratuita. Después, que sea de uso libre, aunque con la restricción de citar siempre las fuentes. Asimismo, que sea integral y bien contextualizada.

Los puntos cuatro y cinco tienen que ver con la oportunidad, en otras palabras, que la información esté en permanente actualización, y con la no discriminación, dando accesos a todas y todos por igual. Otra característica de los datos abiertos para la publicación de presupuestos es que haya un desglose claro de cada rubro existente.

Los últimos dos elementos de este catálogo de ocho puntos son la permanencia de la información, o sea, que haya un resguardo histórico; así como que sea legible para las máquinas permitiendo la automatización de los datos publicados.

De esta forma se dará un paso mayúsculo en la transparencia y la transformación de la democracia mexicana, mejorando la toma de decisiones gubernamentales, la participación de la sociedad civil con propuestas autónomas bien documentadas, fortaleciendo así los procesos de planeación, agilizando mecanismos de fiscalización y desarrollando Gobiernos Electrónicos a todos los niveles.

Jorge Oropeza. Presidente del Colegio de Profesionistas Compartir Conocimiento A.C.