La reconfiguración editorial en la Cuarta Transformación

Oaxaca de Juárez, Oax. 17 de noviembre de 2018.- La llamada Cuarta Transformación del país también traerá consigo un cambio en la percepción que tiene la ciudadanía sobre periodistas y empresas editoriales. El fenómeno ya lo estamos viendo con la aparición de nuevos medios de comunicación, el reposicionamiento de periodistas, el desplazamiento y pérdida de credibilidad en líderes de opinión, así como los recortes de personal en medios que, ante la incertidumbre, han preferido tomar sus precauciones. Y es que el impacto social del cambio que se avecina no tiene precedentes recientes.

La línea editorial de un medio de comunicación se construye por dos vías. La primera es la de la percepción ciudadana, es decir, en cómo lo ven la ciudadanía y sus consumidores y consumidoras de contenidos. La segunda tiene que ver con la proyección que se busca generar y los posicionamientos y prioridades definidos e intencionados al interior de la misma empresa.  Así es como un diario puede ser crítico y de izquierda o, por otro lado, un noticiario de radio es identificado como de derecha o mesurado. Los calificativos sobran, pero los polos son dos y muy claros.

Hoy por hoy, ante lo ocurrido en las urnas en julio pasado, la reconfiguración de las mayorías, así como el surgimiento de nuevos grupos en el poder y de una nueva forma de hacer Gobierno y política en el país, además de reglas distintas para distribuir el presupuesto en materia de comunicación social, estamos viendo cómo revistas antes de “izquierda” ahora cuestionan la propia izquierda y generan reacciones, o cómo periodistas de “derecha” aceptan y legitiman las ideas de izquierda, o basta voltear a ver a comentaristas “izquierdistas” ahora siendo los principales defensores del poder electo. Y así se miran otros fenómenos propios de un contexto de cambio político en este país.

Y es que están reconfigurándose las miradas de la sociedad hacia las cosas y hacia el poder mismo. La participación social crítica está tan activa que ahora está convirtiéndose en activista del poder electo. Las redes sociales y las plataformas digitales están siendo empoderadas desde el mismo discurso del nuevo poder. Los medios convencionales están en una crisis de legitimación y el discurso oficial ya no les pertenece.

Por todo esto, las contracciones ideológicas y editoriales se notan más que nunca. Y es que estamos cruzando esa línea que dividía la izquierda opositora de la derecha en el poder, y lo que más deja esto al descubierto son los bajos niveles de rigor periodístico que existen en algunos medios, así como sus tipos de fuentes que sostenían credibilidades y que ahora siendo las mismas las desgastan. Estamos ante una transformación pantanosa de la percepción social hacia el periodismo y los distintos medios y actores que lo ejercitan. Hoy la mirada del Gobierno Electo influye mucho en la clasificación y moralidad de cada grupo editorial, porque tiene representatividad real.

México está cambiando y sus medios también.

*Jorge Oropeza. Presidente del Colegio de Profesionistas Compartir Conocimiento A.C.