Después del gasto millonario para la construcción de más de 300 salones temporales en el Istmo de Tehuantepec tras los daños por el terremoto del 7 de septiembre, el gobierno de Oaxaca determinó rentar edificios para la habilitación de 666 escuelas afectadas.

De acuerdo con el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), para la renta de los inmuebles se destinarán 40 millones de pesos del gobierno estatal para proporcionar a cada institución 60 mil pesos.

Con este recurso, las autoridades locales y directivos rentarán por cuatro meses los inmuebles en la región del Istmo, con lo cual se prevé el regreso a clases de 53 mil alumnos, a tres meses de la suspensión de actividades académicas luego de las afectaciones causadas por el sismo de magnitud 8.2.

Esta medida será aplicada de diciembre de 2017 a marzo de 2018, mientras los gobiernos federal y estatal terminan la reparación o reconstrucción de las 666 instituciones educativas.

Para ello, informó el IEEPO, trabajará en coordinación con las autoridades locales de los 41 municipios del Istmo, con quienes firmaron convenios de colaboración para que en conjunto garanticen el regreso a clases al 100 por ciento en todas las escuelas antes del 20 de diciembre.

Desde septiembre están suspendidas las clases tras los fenómenos naturales que dañaron tres mil 89 planteles de educación básica en las regiones del Istmo de Tehuantepec, Mixteca y Valles Centrales.

Para la reparación de la infraestructura educativa, el gobierno de Oaxaca estimó tres mil millones de pesos, parte de esta cantidad destinó a la construcción de más de 300 salones provisionales del Istmo para 67 instituciones consideradas pérdida total.