Oaxaca de Juárez, Oax. 21 de noviembre de 2018.- Habitantes de Santiago Apóstol, Ocotlán, cerraron los accesos a Ciudad Administrativa por el conflicto que resurgió entre la Sección 22 y la Sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en este municipio de Oaxaca.

Reiteraron su apoyo a la Sección 59 y acusaron a la Sección 22 de abrir un módulo en una vivienda de la comunidad para impartir clases, a pesar de haber sido expulsada desde hace cuatro años por sus constantes paros laborales.

Rechazaron a este sindicato magisterial adherido a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y exigieron al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) respeto al acuerdo establecido en la población de apoyar a la Sección 59, a fin de garantizar las clases de sus hijos.

En 2014, la disputa entre la Sección 22 y la Sección 59 por el control de las cuatro escuelas de este municipio de la región de Valles Centrales derivó en un enfrentamiento con padres de familia.

Debido a ello, la población acordó en asamblea el desconocimiento y la expulsión de los profesores de la Sección 22, quienes dejaron de impartir clases a unos 700 alumnos de los planteles de este municipio, desde preescolar hasta telesecundaria.

En exigencia de respeto a sus acuerdos, este miércoles bloquearon los accesos a Ciudad Administrativa en Tlalixtac de Cabrera para solicitar una reunión con funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), misma que se estableció y hasta las 14:00 horas aún continuaban en la mesa de trabajo.

Debido a la protesta en el complejo gubernamental, los trabajadores fueron desalojados.