Oaxaca de Juárez, Oax. 8 de febrero de 2018.- Con personalidad y fortaleza para tomar decisiones importantes a sus 16 años, Ricardo Saúl Monreal, se estrenó el pasado sábado como goleador en la delantera de Alebrijes de Oaxaca en el partido contra los Leones Negros de la UdeG.

Su persistencia en las canchas, es un reflejo de sus ganas por salir adelante, siempre ha sido un guerrero para salir adelante en aspectos importantes de su existencia como aconteció cuando vio la primera luz con un problema de bronquio aspiración en su nacimiento o la toma de decisiones a su corta edad, propias para profesionales con un mayor recorrido.

En esta actualidad del fútbol mexicano en donde los equipos tanto de la Liga Mx como del Ascenso Mx, priorizan la contratación de extranjeros para potenciar sus plantillas y luchar con más fuerza por sus metas en el corto y largo plazo, sin duda resulta un hecho significativo que algunas escuadras apoyen la generación y desarrollo de talentos de sus fuerzas básicas, como el caso en Alebrijes de Oaxaca, en donde un jovencito con apenas 16 años de edad, ha alzado la mano en busca de encontrar un sitio en la alineación del equipo de la Verde Antequera.

Hablamos de Ricardo Saúl Monreal, un espigado jovencito, producto neto de las fuerzas básicas del cuadro de copal desde la categoría Sub13, cuya capacidad le ha permitido ir ganando terreno hasta conseguir minutos y presencia ofensiva como en su estreno goleador en el Ascenso el pasado sábado contra Leones Negros de la UdeG y que se apresta a seguir luchando por mayores espacios en la alineación del equipo dirigido por Irving Rubirosa.

“Sin duda son sacrificios importantes, pero me he fijado la meta de destacar en el fútbol profesional y espero lograrlo con determinación con la playera de Alebrijes”, precisó.

Así con apenas 16 años sobre sus espaldas, el delantero de Alebrijes, originario de Zacatecas, Zacatecas, poco a poco se ha ido ganando un espacio en el fútbol profesional y espera que el sacrificio de dejar sus afectos familiares y personales, valga la pena.

A su corta edad, las prioridades para los adolescentes pueden ser variadas y van desde elegir la mejor escuela, el mejor pantalón, la mejor camisa o hasta en muchas ocasiones el mejor video juego, pero para Ricardo Saúl Monreal,  delantero de Alebrijes de Oaxaca, sus perspectivas son diferentes y a cada partido que ha transcurrido dentro de la organización oaxaqueña, la madurez y sentido de la exigencia aumenta conforme adquiere la suficiente experiencia para impulsar su carrera a niveles más altos en el fútbol mexicano.

“Sin duda la mayor complicación que viví para ser futbolista fue dejar mi casa, a mis padres, hacer el sacrificio de no vivir con ellos muchas cosas que uno como adolescente quisiera hacerlo con su papá o con su mamá. Pero yo elegí así mi vida, así ha valido la pena ir madurando solo, muchas veces con deseos de tener a mis padres cerca de mí, pero con recompensas como el gol que le anoté a los Leones Negros, el pasado sábado”, reveló este espigado y resuelto delantero de la organización oaxaqueña.

En efecto, para Monreal, la vida le cambió desde el momento que decidió convertirse en futbolista y dejar la comodidad del hogar en su tierra natal, Zacatecas, Zacatecas, para iniciar a los 13 años la aventura de convertirse en futbolista profesional.

-¿Pero cómo es el inicio, los primeros pasos de Ricardo Monreal en su camino como profesional?

Pues con grandes ilusiones, pensando en que puedo destacar, en que puedo convertir mi sueño hecho realidad.

¿Qué sientes cuando te dicen que vas a jugar?

La verdad es que me anuncian que voy a jugar siempre existen nervios, pero la convicción que tengo para jugar, el hambre y ganas de hacer diferente, me quita cualquier nervio, pues estoy decidido a sobresalir como futbolista.

Admirador de Javier “Chicharito” Hernández y del Real Madrid, Monreal, está consciente de que hay un largo trecho por recorrer y que conforme avance su trayectoria, los retos y metas irán en aumento, pero siempre confiando en los consejos de sus padres y de sus entrenadores como el caso del profesor Irving Rubirosa que le dio una frase que sigue rondando en su cabeza.

“La calidad se mide por la capacidad y no por la edad; sal y demuestra lo que eres capaz de hacer” y hasta el momento el recio artillero de la oncena oaxaqueña ha ido ganando minutos, experiencia y confianza en una liga tan complicada como la de Ascenso Mx.

Así con esos pasos firmes y seguros, Ricardo Monreal se apresta a seguir luchando por cristalizar su sueño de convertirse en una realidad del fútbol mexicano con una edad que en otras actividades, la toma de decisiones importantes, todavía estaría en duda, pero que en la canchas del fútbol profesional, le han ido ganando un espacio.

 

(Historia elaborada por Territorio Score)