Oaxaca de Juárez, Oax. 11 de mayo de 2018.- La temporada de huracanes del océano Pacífico para este año comenzó el jueves, previo a la fecha oficial programada para el 15 de mayo, por lo cual Protección Civil en Oaxaca recomendó a la sociedad mantenerse atenta y seguir sus indicaciones ante las lluvias.

En 2017, el saldo de las lluvias fue la muerte de 22 personas en el estado; siete fallecimientos ocurrieron en la Sierra Sur, igual número en la Cañada, tres en Valles Centrales, dos en la Sierra Norte y  uno en el Istmo de Tehuantepec, Costa y Cuenca del Papaloapan.

Para la temporada de este 2018, la dependencia estatal informó que es el segundo año consecutivo en el que se ha registrado un inicio inusualmente temprano de la época de huracanes. El jueves por la tarde se formó la primera depresión tropical UNO-E en las aguas a más de mil 810 kilómetros oeste-suroeste del extremo sur de la Península de Baja California.

La mañana de este viernes se movía hacia el oeste a siete kilómetros por hora, lejos de tierra. Las imágenes de satélite mostraron un área de fuertes tormentas eléctricas visibles en el lado este de su circulación que no afectarán a Oaxaca. Se  espera que pierda organización antes de que pueda convertirse en la tormenta tropical Aletta.

La fecha de formación de Depresión Tropical  UNO E del 10 de mayo es la segunda aparición más temprana registrada para una depresión tropical en el Pacífico oriental. La única depresión tropical anterior se produjo en 2017, cuando la depresión que se convertiría en la tormenta tropical Adrián se formó el 9 de mayo y afectó indirectamente al estado de Oaxaca con lluvias intensas.

Protección Civil detalló que se podría esperar que las temporadas de huracanes comiencen más temprano y finalicen más tarde en las próximas décadas, debido al calentamiento de los océanos que permite que se formen más tormentas cuando las temperaturas oceánicas son ligeramente cálidas para la formación de ciclones tropicales.

Sin embargo, la formación de los huracanes también requiere que coincidan otros factores como viento, altos niveles de humedad en los niveles medios de la atmósfera y que la atmósfera de bajo nivel gire. En algunas cuencas oceánicas, el cambio climático puede inhibir los eventos de formación  temprana al disminuir estos otros factores necesarios para que comience un huracán.

Debido a ello, recomendó a los ciudadanos seguir las siguientes indicaciones: permanecer en un lugar seguro, evitar arrojar objetos en la calle y sacar la basura, no cruzar corrientes de agua, tampoco tocar postes, cajas de luz o cables, ni transitar por calles inundadas. Además, conducir despacio, con luces encendidas, intermitentes y cinturón de seguridad, así como ubicar albergues.