Oaxaca de Juárez, Oax. 14 de mayo de 2018.- Autoridades de San Pedro y San Pablo Ayutla acusaron al gobierno de Oaxaca de pasividad para atender el conflicto que existe entre este municipio y Tamazulápam del Espíritu Santo, el cual desde hace 11 meses los ha dejado sin agua.

El representante de Bienes Comunales de Ayutla, Alejandro Martínez Ramírez, advirtió con impedir la instalación de casillas en las elecciones del 1 de julio, si el gobierno estatal no interviene para la solución de la disputa.

Señaló que desde junio de 2017 los pobladores y autoridades de Tamazulápam del Espíritu Santo han obstruido el acceso al manantial, que por más de 30 años los abasteció de agua.

Ante este conflicto, exigió la liberación del manantial y la delimitación de terrenos entre ambos municipios de la etnia Mixe, ubicados en la región de la Sierra Norte.

La disputa territorial en junio de 2017 generó un enfrentamiento entre habitantes de ambos municipios, lo que dejó una persona fallecida y siete heridas.