Oaxaca de Juárez, Oax- 7 de marzo de 2018.- A seis meses del terremoto de magnitud 8.2 que devastó  a Oaxaca, principalmente a la región del Istmo de Tehuantepec, la reconstrucción es lenta.

Miles de personas viven entre ruinas después de haberlo perdido todo.

Aunque se apresuran en construir sus casas porque se acerca la época de lluvias, los albañiiles son escasos para las más de 63 mil viviendas destruidas.

Otros han llegado de Chiapas y Veracruz pero han defraudado a las familias damnificadas con hasta 28 mil pesos, acusan.

La mayoría de las casas levantadas hasta ahora quedan en obra “negra” porque no les alcanza ni el tiempo ni el dinero para concluirlas totalmente.

Entre escombros viven los damnificados, miles de damnificados reclaman la falta de ayuda a los gobiernos federal y estatal; exigen otro censo de viviendas.

El terremoto del 7 de septiembre de 2017 dejó  82 personas muertas, más de 63 mil viviendas destruidas y más de 120 mil damnificados en Oaxaca.