Oaxaca de Juárez, Oax. 8 de marzo de 2018.-En Oaxaca, el 73% de las 161 mujeres recluidas en el Centro de Reinserción Social femenil de Tanivet está en prisión sin aún haber recibido una sentencia.

La subsecretaria de Reinserción Social, María Concepción Tovar, reconoció que existen 117 mujeres procesadas dentro de este reclusorio de Oaxaca, algunas desde hace ocho años, y a la fecha su proceso judicial no ha sido resuelto.

Esto significa que de las 161 mujeres presas, únicamente 44, que representan el 27% de la población en reclusión, cuentan con una resolución judicial dictada por un juez.

Del total de personas privadas de su libertad en el penal de Tanivet, 117 están acusadas de delitos del fuero común y 44 del fuero federal por delitos de asociación delictuosa y secuestro.

Entre las mujeres recluidas se encuentran 24 originarias de comunidades indígenas de Oaxaca, quienes el 98% están acusadas de delitos contra la salud, debido a que en su mayoría fueron utilizadas por grupos de narcotráfico.

“Las utilizan de burreras, las utilizan con engaños, las indígenas son el 98% de delitos federales, pero por el delito contra la salud”, indicó la funcionaria estatal.

En el reclusorio femenil de Tanivet se encuentran además ocho menores de edad, hijos de las personas privadas de su libertad, quienes tienen desde 16 días de nacido hasta tres años de vida.

Pero la falta de resolución a los procesos judiciales de las internas no es la única irregularidad denunciada en este penal. De 2017 a la fecha, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) ha documentado 12 quejas por posibles violaciones a los derechos humanos de las reclusas.

Aislamiento, prohibición de visitas íntimas y de llamadas, desabasto de medicamentos y amenazas, son algunas de las anomalías reportadas por la población femenil en reclusión.