Dos crímenes ocurrieron la noche del viernes, con los cuales suman cinco homicidios registrados en la primera semana de este nuevo año en Oaxaca.

El doble asesinato más reciente sucedió en Acatlán de Pérez Figueroa, municipio de la región de la Cuenca del Papaloapan, donde un empresario de caña de Veracruz y su hijo, fueron ultimados a balazos mientras viajaban en una camioneta.

Los hechos ocurrieron en la carretera estatal que conduce de Acatlán de Pérez Figueroa a la localidad de Vicente Camalote, a la altura del kilómetro 29+200. Los hombres baleados fueron identificados como Venancio Javier Ruiz, de 50 años, jefe del frente de caña de la empresa “Ingenio Constancia” en Tezonapa, Veracruz, y su hijo, Aurelio Javier López, de 24 años.

Al sitio llegó personal de la Agencia Estatal de Investigaciones para el levantamiento de los cuerpos e iniciar la indagatoria para esclarecer el móvil del doble homicidio.

En esta misma región, pero en Tuxtepec, el jueves fue asesinado con un machete otro individuo; fue identificado como Gonzalo Rendón Barrera, hermano del director de Comercio del ayuntamiento de este mismo municipio, Dionisio Rendón.

Ese mismo día, pero en la región de la Costa, dos hombres fueron ultimados a balazos en el municipio de Santiago Tapextla.

Uno fue identificado como Lucio B.S., hermano del presidente municipal de Tapextla, Ramón Bracho Serrano, mientras el otro permanece sin ser reconocido.