Tlaxiaco, Oax. 2 de enero de 2019.- El municipio de Tlaxiaco en la Mixteca de Oaxaca quedó bajo el resguardo del Ejército Mexicano y la Policía Federal luego del crimen del munícipe, Alejandro Aparicio Santiago, y del síndico, Perfecto Hernández Gutiérrez.

Un día después del atentado ocurrido luego de que las autoridades locales asumieran el cargo, el Palacio Municipal es resguardado por elementos del Ejército Mexicano.

De igual forma el centro y el domicilio del munícipe ultimado, ubicado en el barrio de San Sebastián, donde su cuerpo es velado, es vigilado por la Policía Federal y Estatal.

Mientras la población está de luto, el ayuntamiento mantiene suspendidos los servicios y será hasta después de los sepelios cuando el Cabildo determine si los suplentes serán quienes sustituyan a las dos autoridades asesinadas.

“Lo tenemos que valorar, por respeto a la memoria de nuestros compañeros, pedimos a la ciudadanía que nos demos esa oportunidad de guardar el luto”, justificó el regidor José García Bautista.

Alejandro Aparicio Santiago, quien el 1 de enero asumió por segunda ocasión la presidencia municipal de Tlaxiaco, fue asesinado minutos después de que rindiera protesta. En la agresión resultaron lesionadas otras cinco personas, el síndico Perfecto Hernández Gutiérrez, quien falleció este miércoles, y la regidora Cleotilde Santos, quien recibe atención médica.

Por estos hechos existe una persona detenida, quien quedó a disposición de las autoridades judiciales.

El edil morenista asesinado fue munícipe de Tlaxiaco por primera vez en el período 2014-2016, quien en ese entonces surgió del Partido de la Revolución Democrática (PRD).