Oaxaca de Juárez, Oax. 10 de agosto de 2018.- Una venganza, es la línea de investigación de la Fiscalía General de Justicia en el caso de la emboscada ocurrida esta semana en la región de la Mixteca, donde seis personas fueron asesinadas, entre ellas un niño de cinco años de edad.
El fiscal General, Rubén Vasconcelos Méndez, descartó que el multihomicidio tuviera relación con un conflicto agrario en esta región de Oaxaca, e informó el posible móvil es una disputa derivada de otro crimen anteriormente.
“No encontramos una línea de investigación relacionada todavía con el conflicto agrario, más bien creemos es una disputa por cuestiones relacionadas con un homicidio que hubo hace algunos días”, señaló.
La madrugada del miércoles un grupo de pobladores de Peña Colorada, comunidad del municipio de San Juan Ñumí, en la región de la Mixteca, fue agredido a balazos, cuando se dirigía a Huajuapan de León al día de plaza.
La emboscada sucedió en el camino de terracería que conduce a Tezoatlán de Segura y Luna, en el paraje Rancho Señor, donde seis personas murieron y otra resultó lesionada.

De las seis víctimas mortales, hasta ahora sólo tres han sido identificadas como Uriel C. V., de cinco años, Juana Ventura José, de 32 años, y Elías Vásquez Reyes, de 44 años. Todos eran integrantes de la organización Antorcha Campesina.

Tras los hechos, la Fiscalía General de Justicia inició la carpeta de investigación 2581/H.L/2018 por homicidio calificado en contra de quién o quiénes resulten responsables.